sinopsis
personajes
palma-palmilla
no somos bichos
los paraos
la mirada
galeria
trailer
blog
downloads
dd

jj

.

Palma-Palmilla, producto de la especulación urbanística
ll
 

 

 

 

                La exclusión social que vive la barriada Palma-Palmilla ni existe porque sí ni es responsabilidad de sus vecinos, como se suele decir, sino todo lo contrario. Sus vidas están, de manera histórica, atadas a un estado de aislamiento que deriva de un proceso de reestructuración urbanística que se dio entre los 50 y 70 en toda España y que se ha definido como “proceso imposible” (De Terán, F). Cómo base, una especulación inmobiliaria que no deja de repetirse.

En la Málaga de los años 40, el escaso crecimiento urbano y el incremento de población, agravan la situación de la vivienda provocando no sólo hacinamiento en los corrales y corralones de los barrios populares de la ciudad –Trinidad, Perchel, Capuchinos-, sino la aparición de nuevos núcleos chabolistas.

Posteriormente, el boom turístico de los 60, provoca una transformación radical en la socioeconomía malagueña dando lugar a una importante transformación urbanística en la costa occidental.

Mientras importantes contingentes de población llegada de zonas rurales iban apoyando el crecimiento urbano en los núcleos chabolistas o en la autoconstrucción, aparecerá una nueva clase social solvente con acceso al mercado de la vivienda que provocará que la iniciativa privada comience una importante producción urbanística, un total de 9 millones de m2, cuyo acceso era imposible para el sector emigrante.

Éste es el momento en el que se plantean importantes reformas en el Plan de Ordenación de la ciudad (P.G.O): Plan parcial de EL Ejido 1962, 1966 prolongación de la Alameda (desaparición de casi la totalidad de El Perchel) y Plan Parcial de la Malagueta así como proyecto para la reestructuración del barrio de la Trinidad.

Muchos de los barrios populares, como El Perchel, se niegan a esta estrategia expansiva que para la ciudad entendían los sectores sociales que sustentaban el modelo económico malagueño.

Sin embargo no tenían nada que hacer, ahora ocupan situación central y el valor del suelo suscita el interés inmobiliario y la especulación. Como ejemplo, la construcción de El Corte Inglés en los terrenos del Perchel. De esta manera, esta población verá cambiada su localización hacia la periferia donde se ubicarían los nuevos barrios sociales.

Producto de este plan es la Palma-Palmilla, una barriada de 8000 viviendas en las que viven más de 30.000 personas: La Palmilla, La Virreina, 26 de Febrero, La U.V.A, La Palma y Huerta de la Palma.

La población provendrá por un lado de las chabolas del arroyo “El Cuarto” arrasadas por la conocida riadas del 26 de febrero y por otro, de las chabolas de El Bulto, las Playas de San Andrés y la población de los barrios populares, todos estos afectados por el P.G.O.


Miles de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares en Málaga debido a esta reestructuración urbanística calificada como un “proceso imposible”que afecta a toda España. (De Terán, F).

La ubicación y cesión de las viviendas se realizara sin ningún orden y estudio social ni tampoco infraestructura adecuada a las conductas sociales de quienes vivirían allí. Ninguno de los elementos necesarios para la inserción y la buena convivencia: no hay locales comerciales, trayendo como consecuencia, el desarrollo de equipamientos espontáneos, como la aparición de comercios minoristas en los bajos de los bloques, o en los propios pisos, mercados semanales, o la venta ambulante con camiones u otros tipos de transportes.

Este comercio minorista se complementa con los bares, y establecimientos análogos construidos con materiales de deshecho, que son los centros de reunión y comunicación de los vecinos. Tampoco se establecen zonas de recreo ni zonas verdes donde se puedan establecer otro tipo de relaciones y conductas.


El barrio se caracteriza por la importante presencia del paro, el bajo nivel cultural, la desmotivación de sus habitantes y la exclusión social. Desde sus comienzos han convivido dos razas, la Gitana y la Paya, no siendo habituales conflictos por problemas de racismo entre los vecinos. En los últimos años, la llegada de inmigrantes, sobre todo subsaharianos, rumanos y magrebíes han aumentado la multicuralidad.

La propia historia ha generado zonas desestructuradas, de venta de drogas y conflictos callejeros, donde no se respetan los elementos mobiliarios y se mantiene una imagen de destrucción. Sin embargo no todo es así, muchísimos vecinos se preocupan por el buen estado y limpieza de sus casas y calles. A pesar de ello la mala fama cada día les hace más daño, cerrando puertas laborales y sociales y lo más preocupante, permitiendo el abandono del barrio en cuanto a los servicios públicos esenciales, como es el sistema de saneamiento público.

*Estas imagenes pertenecen a varias publicaciones de la revista Jábega, editada por la Diputación de Málaga. Han sido cedidas por el Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (cedma).

 

 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
       
ff hh

una producción de salada films kjsdnfkjdfsdfwww.saladafilms.comggggmmmgDocumental creativog 61minfffffgglllllllllllllsaladafilms@saladafilms.com